miércoles, 25 de noviembre de 2015

Hígado de cerdo en manteca "colorá"



El hígado de cerdo en manteca "colorá" era muy típico hacerlo antiguamente en época de matanza del cerdo ya que de esta manera se conservaba en orzas con la manteca y podía consumirse a lo largo de todo el año.

En la provincia de Málaga hay pueblos de la Serranía de Ronda como Benaoján donde lo preparan de maravilla y es un bocado exquisito para degustar con un buen pan de pueblo o un mollete antequerano.


Ingredientes:

1/2 Kg de hígado de cerdo
1/2 Kg de manteca de cerdo
1 cabeza de ajos
2 cucharadas soperas de pimentón dulce
1 cucharada sopera de orégano
2 cucharadas soperas de vinagre
Sal
Pimienta negra molida
Agua


Comenzamos cortando el hígado en dados. Lo salpimentamos.

Pelamos los ajos y hacemos un "majaíllo" junto con el orégano, el pimentón y el vinagre. Colocamos el hígado en un recipiente y añadimos el "majaíllo". Mezclamos todo muy bien y cubrimos con agua. Tapamos y dejamos toda la noche macerando.


En una cacerola derretimos la manteca y añadimos el hígado junto con todo el adobo. Ponemos a hervir a fuego suave. Quitamos la espuma de la superficie que se forma cuando comience a hervir y dejamos que se haga a fuego muy lento.


Sabremos que está hecho cuando se haya consumido todo el adobo y veamos que el hígado ha comenzado a freírse en la manteca. 

Apartamos del fuego y lo colocamos en un recipiente hermético. Una vez que se haya enfriado podemos cerrarlo y guardarlo en la nevera para que cuaje.


El hígado en manteca "colorá" lo tendremos listo para disfrutarlo cuando la manteca haya cuajado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario