miércoles, 12 de abril de 2017

Torrijas de vino dulce de Málaga caramelizadas


Una de mis torrijas preferidas es la de vino dulce de Málaga caramelizada. No se trata de la receta tradicional de torrijas ya que utilizo como base un bizcochito y no las frío en aceite pero como algunos amigos me han pedido la receta os la voy a enseñar para que las hagáis en casa.

Si no queréis utilizar bizcocho también se puede hacer con un pan bombón para torrijas tipo brioche y también quedan muy ricas.

Podemos adaptar la receta a nuestro gusto cambiando el vino dulce de Málaga por un chupito de licor de almendras o licor de naranja. Ya sabéis que la cocina es un mundo abierto y que cada uno es libre de hacer sus adaptaciones según sus gustos.

Espero que las hagáis esta Semana Santa y me contéis!!!

Ingredientes:

Bizcochitos o pan bombón/brioche
1/2 litro de leche entera
Un chupito de vino dulce de Málaga
La cáscara de una naranja
1 rama de canela
2 huevos
Azúcar
Mantequilla

Comenzamos poniendo la leche en un cazo junto con la cáscara de naranja y la rama de canela. Le incorporamos el chupito de vino dulce de Málaga y una cucharada sopera de azúcar. Ponemos al fuego y dejamos que se infusione la leche con todos los sabores.

Apartamos y dejamos que se atempere.


Batimos los dos huevos y los incorporamos a la leche una vez que esté a temperatura ambiente.


Como ya os he comentado anteriormente se puede utilizar bizcochitos o pan bombón para torrijas. Los cortamos para hacer torrijas pequeñas de ración.


Ponemos los bizcochitos en un plato y empapamos bien con la leche. Deben quedar muy bien empapados para que las torrijas estén muy jugosas en el interior.


En una sartén antiaderente ponemos una cucharadita de mantequilla y vamos haciendo nuestras torrijas con mucho cuidado al manipularlas ya que se nos pueden romper. Esta es la parte más delicada de nuestra receta pero el resultado creedme que merece la pena.

Si os resulta complicado hacer las torrijas, un truco es congelarlas durante un par de horas antes de hacerlas en la sartén. De esta manera nos será más sencillo cocinarlas.


Según vayamos haciendo las torrijas las vamos colocando en un plato.

Para terminar solo nos queda espolvorearlas con un poco de azúcar y caramelizarlas con un soplete de cocina. 

En caso de que no tengáis soplete podéis ponerlas unos minutos al grill en el horno siempre vigilando para que no se nos quemen.


Se pueden servir con la fruta que más nos guste como fresas, kiwis, frambuesas, moras, arándanos... 

También podemos acompañarlas con un poco de nata montada o helado de vainilla.

A disfrutarlas!!! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario