viernes, 30 de junio de 2017

Crestas


No os dejéis llevar por el nombre porque las crestas en Málaga no tienen nada que ver con ninguna parte del gallo, las crestas en Málaga son unas hamburguesas pequeñas de carne muy especiada que solemos tomar en panecillos como tapa.

Por mucho que investigo y busco el origen de este singular nombre no logro dar con la clave de por qué los malagueños llamamos crestas a una hamburguesita. Mi olfato como filóloga me dice que conociendo el habla malagueña puede ser que sea la adaptación popular malacitana del témino kefta o kofta, elaboraciones hechas con carne picada a la que se le añade diferentes especias y muy habituales en Oriente Medio o la India. Por cercanía podemos tomar como referencia las famosas keftas marroquíes consideradas como la comida rápida de este país vecino.

Al igual que ocurre con los pinchitos es muy importante darle el toque con las especias. A mi me gustan picantes pero si las preferís más suaves solo tenéis que quitar el chile o sustituir el pimentón picante por pimentón dulce.

Ingredientes:

1/2 Kg de carne de cerdo picada
1/2 Kg de carne de ternera picada
3 dientes de ajo
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de pimentón picante
1 cucharadita de pimentón dulce
1 cucharadita de cúrcuma
La punta de una cucharadita de chile o cayena molida
Pimienta negra molida
Sal
Aceite de oliva Virgen Extra

En un recipiente que podamos tapar herméticamente para guardarlo en el frigorífico mezclamos las carnes. Sazonamos con un pellizco de sal y la añadimos un poco de pimienta molida.

Mezclamos bien y agregamos todas las especias en las cantidades que explico en los ingredientes y los dientes de ajo muy finamente picados.


Añadimos tres cucharadas de aceite de oliva y mezclamos bien. 

Cerramos el recipiente y dejamos en el frigorífico durante al menos 24 horas para que se impregne la carne de todos los sabores de las especias.


Como las crestas son pequeñitas tomamos como referencia la cantidad de carne que nos entra en una cuchara sopera.


Formamos las crestas.


Las hacemos a la plancha poniendo un poco de aceite en la sartén.

No las aplastéis al cocinarlas porque si lo hacéis perderá el jugo la carne y quedarán secas. Solo hay que hacerlas a la plancha dándoles la vuelta una vez.


Las servimos en un bollito o en un mollete pequeño.

A mi me gustar acompañarlas de aguacate triturado con sal, pimienta negra molida y un "chorreón" de aceite de oliva ya que contrarresta perfectamente con el toque picante de la cresta.

También las sirvo con unas patatas fritas en gajos. La receta de las patatas os la explicaré en la siguiente entrada al blog.

A disfrutar de nuestras crestas!!!


2 comentarios:

  1. Dios mío cuanto tiempo!!! Me encantaban cuando estudiaba en Málaga. Se me habían olvidado!!! Un millón de gracias por este post. Has despertado hermosos recuerdos y muchas ganas de volver a comer crestas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Amaj, me alegra que te traiga tantos buenos recuerdos! Un beso!

      Eliminar